Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

Aves Marinas y Playeras Los problemas de conservación

Aves Marinas y Playeras
Los problemas de conservación que enfrentan las aves playeras no son muy diferentes a los de otras aves: degradación de hábitat, desarrollo costero, y muchos otros relacionados con el crecimiento de la población humana. De particular preocupación son las especies que reproducen en playas, donde son continuamente molestadas por el desarrollo de actividades recreativas. Incluso la basura que dejan los visitantes en la playa puede atraer a predadores de estas aves. A pesar de que muchas especies poseen grandes poblaciones, se trata de animales muy vulnerables por su comportamiento gregario. Durante la migración en la etapa no reproductiva estas aves utilizan sitios de alimentación en playas específicas, donde se congregan de a miles. El disturbio ocasionado por los turistas en las playas hace que estos individuos no puedan alimentarse, recuperar la energía gastada en el viaje, y seguir la migración hacia los sitios de reproducción.
Esto se traduce en una disminución poblacional a corto plazo. Las pesquerías costeras y artesanales también afectan a estas aves al alterar el ambiente de alimentación y disminuir la disponibilidad de presas. El desarrollo urbano en las costas y la contaminación marina son dos factores importantes que condicionan la distribución y abundancia de las aves playeras, causando la pérdida de su hábitat.

  

Pingüino Penacho Amarillo - Eudyptes chrysocome
Distribución
El Pingüino Penacho Amarillo se encuentra ampliamente distribuido en islas de los océanos australes y en islas subantárticas. En la costa Argentina nidifica en Isla Pingüino (Santa Cruz), en la Isla de los Estados (Tierra del Fuego) y en Islas Malvinas.
Dimensiones
Los adultos miden 40 cm de alto.
Peso
Los adultos pesan entre 2 y 4 Kg.
Características morfológicas
Es relativamente pequeño y rechoncho. Es negro en el dorso y blanco en su zona ventral. En la cabeza presenta una capucha negra con cejas doradas que forman un penacho de largas plumas amarillas. Su pico es anaranjado-rojizo y termina en un gancho pronunciado.
Comportamiento general
Forma colonias en islas rocosas y empinadas. Puede trepar costas escarpadas ya que los dedos de las patas son flexibles para aferrarse a superficies rocosas. Salta desde la cresta de las olas para llegar a tierra y sube las pendientes avanzando con pequeños saltos.
Alimentación
Se alimenta principalmente de peces, crustáceos y cefalópodos del macrozooplancton: calamares, calamaretes, pulpo colorado y larvas y juveniles de peces como sardina fueguina o bacalao austral. Durante la incubación de los huevos y la crianza de los pichones, ambos miembros de la pareja intercambian periodos de alimentación en el mar con periodos de cuidado del nido de hasta 15 días de duración. En los primeros 20 días de vida del pichón, sólo la hembra lo alimenta, realizando viajes diarios de hasta 48 hs. Los machos pueden recorrer unos 800 km para alcanzar su alimento, mientras que las hembras realizan viajes más cortos, hasta una distancia de 360 km. Realizan buceos a profundidades promedio de 25 m, con duraciones de 70 s en los machos y 60 s en las hembras.
Reproducción
En Isla de los Estados el ciclo reproductivo comienza a fines de septiembre o principios de octubre, con la llegada de los machos a la colonia, continuando con el arribo de las hembras unos días más tarde. El Pingüino Penacho Amarillo presenta una alta fidelidad al nido y a la pareja.
Su nido es una depresión en el suelo, forrada de hierbas y piedras. La puesta de huevos se realiza a fin de octubre (2 huevos por nido), aunque generalmente un solo pichón sobrevive y la eclosión ocurre a fines de noviembre. Los pichones son inicialmente alimentados sólo por sus madres y a medida que crecen, los padres también realizan viajes para conseguir alimento. Mientras ambos padres se encuentran en el mar, los pichones se agrupan en “guarderías” en la playa. Alrededor de los 50 días de vida los pichones mudan para adquirir su primer plumaje juvenil. A fines de enero los adultos comienzan sus viajes de alimentación previos a la muda, que ocurrirá a fines de febrero. En marzo, los adultos dejan la colonia y comienzan su dispersión post reproductiva. La colonia de Isla Pingüino comienza su ciclo reproductivo un mes más tarde que la colonia de Isla de los Estados.
Estado de Conservación
Las principales amenazas para estas aves marinas son: la sobrepesca, la captura incidental en artes de pesca, la contaminación (especialmente por derrames de petróleo) y los disturbios ocasionados por el turismo. En el caso del Pingüino Penacho Amarillo, no existen muchos estudios acerca de cómo son afectados por estos factores. La evidencia de mortalidad incidental en pesquerías es muy fragmentaria, sólo se conocen algunos reportes de capturas en barcos de calamar. Es probable que sus hábitos alimenticios lo hagan poco proclive a ser víctima de mortalidad en pesquerías industriales. Por otro lado, en Isla Pingüino, el Pingüino Penacho Amarillo está sujeto a la actividad turística, si bien las visitas se hacen en forma controlada, el número de visitantes se ha incrementado en los últimos años. En Isla de los Estados, animales introducidos como la cabra y el ciervo colorado pisotean los pastizales costeros, modificando el hábitat de nidificación de los pingüinos. La alta dependencia de los pingüinos por estos pastizales podría hacerlos vulnerables. La UICN lo ha clasificado en el año 2008 como Vulnerable (VU). Esto se debe a que su población mundial ha disminuido un 30% en los últimos treinta años.
Fuente: Aves Marinas y Playeras
Área Educación Ambiental - Fundación Patagonia Natural