Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

Cría en cautiverio de Reina Moras.


Cría de Reina Moras
Allí se inicia la lucha por la alimentación de los pichones que en los primeros días es realizada sólo por la madre y más tarde por ambos. El macho canta mucho en esta época, como que quiere proteger el nido y la prole, espantando a los intrusos. Al fin de los 13 días los pichoncitos salen del nido y permanecen con los padres hasta los 35 días más o menos, época en que ya están comiendo alpiste solos. Las madres no son muy celosas de los pichones y se pueden mirar y tocar cuando están en el nido, incluso aceptan de buen grado que le ayudemos en la cría administrándole por la mañana una ración a los pichones con una jeringa pequeña.
Una buena técnica para constatar la salud de los pichones es dar un leve toque en el nido, si los pichones en pleno goce de salud, levantarán la cabeza y abrirán los picos pidiendo comida, caso contrario algo andará mal y deberemos verificar si no están con diarrea u hongos (localizados en la parte interna del pico). Antes de que salgan del nido se debe verificar también de que tengan comida en el buche y si sus heces están envueltas en una especie de membrana y si las hembras las retiran del nido sin dificultad, caso contrario el pichón probablemente este diarreico.
En este período en torno a los 25 o 26 días del nacimiento la hembra pone de nuevo y recomienda todo el ciclo de cría.
Los pichones al ser separados de los padres deben tener cuidados especiales de protección y alimentación abundante. Deben ser colocados en un lugar más amplio para que puedan volar bastante a fin de fortalecer los músculos de las alas.
Como mencione antes las reinamoras son muy propensos a presentar diarreas inespecífica, pero también son comunes los casos de falsas mudas y peladillas, casi siempre a causa de alimentación inadecuada, también son afligidos comúnmente por ácaros desplumantes.
El color azul: en los pájaros los colores pardos, amarillos, rojos y anaranjados se deben a pigmentos que ingieren o producen, pero si moliéramos una pluma azul de reinamora, obtendríamos un polvo gris, ya que el azul no es un pigmento. Este color se debe a que la estructura de su plumaje produce una dispersión preferencial del componente azul de la luz blanca.
El compuesto principal de las plumas es la queratina; es ideal para las alas porque es ligera, flexible y resistente. Es ligera porque contiene burbujas de aire de tamaño ultramicroscópico. Éstas tienen dimensiones compatibles con la dispersión de la luz azul, como las moléculas de gas en la atmósfera. La parte queratinosa del ala contiene también granos de melanina incrustados en la base para reforzar su estructura. Todos los colores, excepto el azul dispersado por las burbujas de aire, son absorbidos por esta capa basal de melanina. El fondo de melanina funciona de la misma manera que el fondo oscuro del espacio; es decir, intensifica el azul difuso dispersado
Fuente: Reinamoras ( Cyanocompsa brissonii)
Relizado por Omar Garcia con la colaboración de Hugo Ferrari y Diego Pronzatti para
Carduelios@gruposyahoo.com

Cría en cautiverio de Reina Moras.