Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

Método de recuento de migrantes

Resultado de imagen para aves migratorias   Resultado de imagen para aves migratorias

Método de recuento de migrantes diurnos desde puntos fijos de observación:
Posiblemente esté sea el método más utilizado para el recuento de aves, principalmente planeadoras, utilizado en todo el mundo, ya que da muy buenos resultados y es relativamente económico. En este tipo de recuento se debe considerar:
a) Elección del puesto de observación.
Antes de emprender trabajos de recuento de aves migratorias se debe tener una serie de nociones sobre las aves que migran, la fenología de las mismas y del medio físico donde ubicamos el observatorio (en planicies, cumbres de montañas, etc..). Para la ubicación de un buen observatorio se tendrán en cuenta factores como los puestos que utilizan los cazadores, los lugares donde la formación de térmicas o rebotes de aire son importantes, teniendo las columnas de aire ascendente frente a nosotros, las pequeños valles o depresiones que producen las cadenas montañosas, dispuestos en el sentido de la migración, y sobre todo los puntos de concentración de aves antes de cruzar un obstáculo físico del terreno como masas de agua.
Una vez elegido el puesto de observación se realizará una descripción detallada del mismo, así como un esquema de localización, anotando en plena actividad los puntos por donde pasan las aves y que especie de aves.
b) Elección del día o días de observación.
Se debe estructurar un calendario de días de observación, aunque lo deseable es la observación diaria y prolongada a lo largo del día, en muchas ocasiones no se dispone de observadores suficientes para tal actividad. En tal caso, se desarrollara un plan eligiendo los días de la semana con la misma frecuencia, así si se elige uno o varios días de la semana, es conveniente que siempre sean los mismos.
De igual forma en el horario, es decir todos los días de observación se realizará el mismo número de horas y en el mismo periodo de tiempo (mañana, tarde o mañana y tarde). Anotando la hora de inicio y final de la actividad, así como la hora de observación de las aves. Si el número de horas al día a observar también es reducido, se deberá buscar las primeras horas del día o últimas de la tarde ya que las corrientes térmicas aún son débiles y las aves planeadoras vuelan a menor altura siendo más visibles y las aves que no dependen de la formación de térmicas suelen iniciar la jornada migratoria a primeras horas de la mañana para proseguir durante el día.
c) Condiciones atmosféricas:
Se tendrá en cuenta que los días con condiciones atmosféricas adversas como, lluvia fuerte, vientos muy fuertes, cielos totalmente cubiertos, niebla espesa, etc. … pueden inhibir total o parcialmente la migración.
Los días con vientos en dirección contraria a la migración provocan que las aves vallan más bajas y lentas, facilitando la observación. Los días con vientos a favor de la migración provocan que las aves vayan mucho más rápidas, facilitando la observación de un gran número de aves, pero también el paso desapercibido de otro buen número de aves.
Es importante conocer las ubicaciones de las tormentas ya que ellas condicionan (en unas ocasiones más que otras), la trayectoria de las aves, provocando concentraciones en un número determinado de puntos. Así los días con cielos con nubes blancas o gris claro, favorecen el contacto del observador con las aves debido al contraste entre el fondo del cielo o nube y la silueta del ave. Siendo los días con nubes oscuras muy poco rentables a la hora de observar a las aves, debido a que las siluetas de las aves no suelen resaltar con este tipo de nubes, aunque depende de la distancia existente entre el observador y el ave observada.
d) Material a utilizar:
Se dispondrá de un material óptico de bastante calidad, tanto los prismáticos como los telescopios, herramientas imprescindibles para este tipo de estudios.
Además se dispondrá de fichas, bloc de notas, etc.. pero me inclino más a la utilización de grabadoras de bolsillo, ya que te permiten la descripción detallada de las aves y de los movimientos y direcciones que toma sin apartar la vista de ellas, el problema viene cuando la información grabada debe transcribirse a papel o introducirse en el ordenador, ya que si uno no es metódico siempre hay problemas o falta de tiempo para llevar las anotaciones a papel.
Otro material imprescindible es una buena guía de campo donde se detalle con mucha claridad no sólo las distintas especies sino la diferencia entre los sexos y edades.
e) Número de observadores por puesto.
El número de observadores depende de la ubicación del punto de observación, ya que no es lo mismo realizar conteos en la provincia de Cádiz que en la de Castellón (España), simplemente por el número de aves que pasan y se concentran por los distintos lugares. De todas formas un número de dos personas en cada observatorio, es suficiente para realizar este tipo de recuentos, repartiéndose el campo visual. Realizando uno prospecciones a nivel y por debajo del punto de observación y el otro en la parte alta del cielo, o si el punto de observación esta ubicado en una elevación montañosa rodeada de una llanura, cada observador inspeccionara un lado (este - oeste). Aunque lo que ocurre al final es que el observador/es siempre intentan mirar por el lugar por donde mayor número de aves están pasando (desviación que se debe rectificar).

Fuente: LA MIGRACIÓN DE AVES
Grup d'Estudis i Protecció de les Rapaces (G.E.R.)
JOSE V. BORT CUBERO J. LLUIS BORT CUBERO