LA MIGRACIÓN DE AVES - REALIZACIÓN DE ESTUDIOS MIGRATOLÓGICOS

Resultado de imagen para LA MIGRACIÓN DE AVES   Resultado de imagen para LA MIGRACIÓN DE AVES

REALIZACIÓN DE ESTUDIOS MIGRATOLÓGICOS
Es muy reciente el estudio científico de la migración, data desde hace apenas un siglo, pero mucho de lo que hoy se sabe, se descifro hace tan sólo 30 - 40 años.
Las técnicas de estudio de aves rapaces migratorias y dispersivas, las podemos resumir en:
a) Observación de aves desde puntos fijos. Se realizan recuentos de las aves desde puestos de observación situados en la línea de la migración.
b) Observaciones de aves desde aeroplanos. Se realizan conteos desde aviones ligeros a la misma altura que las aves, desplazándose con ellas una porción de su recorrido.
c) Seguimiento por captura y marcaje de las aves. Se capturan y marcan aves y pollos en los nidos, para que proporcionen datos sobre las zonas de cría e invernada.
d) Seguimiento de las aves por radar y radio-tracking. Se usa para el seguimiento de los movimientos de las aves y de su localización.
La realización de este tipo de estudios, provoca varios aspectos positivos, uno de ellos es la satisfacción y aprendizaje a la identificación y formas de vuelo que produce la observación directa de las aves, especialmente las especies planeadoras, al mismo tiempo los recuentos efectuados (conteos bien hechos y aves bien identificadas), pueden servir de estimaciones precisas del número mínimo real de individuos de una especie, ya que muchos otros individuos vuelan muy altos y no son detectados o utilizan otra vía migratoria, así por ejemplo el número de individuos estimados para el águila moteada (Aquila clanga), especie cuya población migra enteramente, en el este de Europa y Próximo Oriente era de unos pocos miles, pero en los recuentos posnupciales en Israel se estimo una población de más de 150.000 individuos, lo que indicó que las estimaciones de individuos en la zona de cría eran excesivamente bajas (hecho que hay que tener en cuenta). Además los recuentos sirven para identificar la relación existente entre la migración y las condiciones atmosféricas, la composición espacial de las especies y de los propios individuos y como no, para el disfrute del observador .
Otro hecho importante de los recuentos son la evolución de las poblaciones así, en Hawk Montain los primeros recuentos se realizaron en 1.937, desde entonces se ha demostrado una disminución del halcón peregrino y águila pescadora en el Norte de América.
Unos de los primeros recuentos realizados en el mundo fue a cargo de Roger Tory Peterson en 1.935, cuyo punto de observación fue en Cape May Point. El motivo del recuento fue distinto al actual, era enseñar a los cazadores de la zona que rapaces podían cazar y cuales no según la ley vigente.
En América los censos realizados entre 1.960 y 1.990 indican que han podido desaparecer hasta el 50 % de los efectivos de las aves terrestres migradoras, que conforman entre el 65 y el 85 % de las aves que se reproducen en los bosques norteamericanos. Estas aves migradoras son seguidas por radares situados en la costa sur de Estados Unidos, captando el paso de 45 millones de aves por día durante aproximadamente dos semanas. Los radares situados en la costa sur de Louisiana detectaron la mitad de aves que en 1.960.
Desde 1.966 el Servicio de Vida Silvestre y Pesca de Estados Unidos organiza conteos anuales de especies reproductoras en todo el país a través de Breeding Bird Survey, que hace un seguimiento anual de 230 especies de passeriformes, para ello cuenta con la colaboración de 2.200 ornitólogos, demostrando que las pequeñas aves migratorias americanas están pasando por una lenta pero constante pérdida de efectivos. Además se observo que los zorzales declinaron un 40 % en 25 años, desapareciendo a un ritmo del 6% en el estado de Maine. Entre 1978 y 1987 se demostró que de 3 de cada 4 especies migradoras terrestres han disminuido a un ritmo que va del 1% al 3% anual. Desde 1.980 algunos silvinos han descendido a menos del 50% de sus efectivos, mientras que algunos papamoscas lo han hecho entre el 70 % y el 52 %.
Posteriormente se hicieron y hacen numerosos conteos anualmente en multitud de localidades del mundo. En 1.973 se realizó la Primera Conferencia sobre Migración de Rapaces (Siracusa, Nueva York), donde se formó la Asociación para el Estudio de la Migración de Rapaces de Norteamérica (Hawk Migration Association of North America), está publica una hoja informativa sobre las técnicas y resultados de los conteos. En la actualidad en Israel, se encuentra el Centro de Información sobre Rapaces Israelí (C.I.R.I.). En España se halla el Grupo Español de Migración de Rapaces (GEMRA), que depende de la Sociedad Española de Ornitología.
La realización correcta de los conteos depende de varios factores:
a. Las fluctuaciones climáticas diarias y anuales.
b. Experiencia de los observadores.
c. Falta de consistencia en el cubrimiento de las zonas analizadas.
d. De la calidad del material óptico utilizado.
e. Del lugar elegido para el recuento.
f. De los factores meteorológicos.
g. De la altura a que se desplaza el ave así como del tamaño y color.
h. De migrantes en grupo o en solitario.
El material necesario para la realización de los recuentos es básicamente:
Prismáticos (8 x 30 ; 8 x 40), telescopios (20-60 aumentos), cámaras fotográficas y teleobjetivos de 35 mm a 1.600 mm, sobre todo en lugares donde las concentraciones de aves son muy elevadas, fotografiando a los grupos de aves cuando descienden entre una térmica y otra, se puede conocer el número y especie de migrantes. Además se dispondrá de una guía de identificación de aves, de un cuaderno de notas y de una grabadora de bolsillo.
Existen una gran variedad de tipos de recuentos de aves, tanto de especies migrantes nocturnas como diurnas:
1.- Métodos de recuento de migrantes nocturnos:
a. el acústico: dirigido a aves que emiten sonidos de reclamo sin cesar mientras vuelan (zorzales), que pueden servir también durante el día.
b. el lunar: normalmente se realizan en lunas crecidas y cielos despejados. Consiste en mirar el disco lunar, anotando el número de aves, la dirección (se divide el disco lunar en 12 partes, como en un reloj, y se mira por donde entra y sale el ave), horario, etc..

Fuente: LA MIGRACIÓN DE AVES
Grup d'Estudis i Protecció de les Rapaces (G.E.R.)
JOSE V. BORT CUBERO J. LLUIS BORT CUBERO

Entradas populares de este blog

Costumbres de golondrinas

Aves rapaces diurnas de Colombia - Introducción