La voz de los pericos


La voz de los pericos
Generalmente es muy fuerte y a veces estruendosa con gritos, chillidos y silbidos. Sin embargo, existen muchos periquitos que tienen voces bajas y muy agradables al oído humano. Algunas especies de pericos tienen la habilidad de repetir palabras de los lenguajes humanos y lo hacen con tal gracia y perfección que desde hace miles de años la humanidad los ha adoptado como mascotas. Su popularidad es tanta que muchos pericos se encuentran en peligro de extinción por la captura irracional de estas aves. No todos los pericos pueden hablar, de hecho la minoría lo hace.
Al igual que otras aves los pericos no forman voces y llamadas con el pico y la lengua. Su voz y las palabras que llegan a imitar provienen de la siringe en la base de la tráquea. No tienen cuerdas vocales como los humanos, tienen dos membranas delgadas en la siringe que al vibrar forman diferentes silbidos y sonidos.
El plumaje de los pericos
Casi todos son muy coloridos y generalmente tienen el verde como color base, sin embargo los hay con plumaje blanco, gris, azul, púrpura, café, lila, rojo y hasta negro. Generalmente la combinación y ubicación de los colores de sus plumas son utilizadas para identificarlos y darles su nombre científico y común. Así tenemos especies como el perico de frente blanca (Amazona albifrons), el perico de nuca amarilla (Amazona auropalliata), el periquito barrado (Bolborhynchus lineola), la guacamaya verde (Ara militaris), loro orejirojo (Pionopsitta haematotis), etc.
Sus plumajes han sido apreciados en muchas culturas y son usados como ornato en penachos, vestimenta, etc., encontrando quizás una de sus mayores expresiones artísticas en el arte plumario precolombino de América.
De dónde son los pericos
Los psitácidos habitan desde México hacia el sur por toda América Central y Sudamérica (la especie más norteña que habitaba en los Estados Unidos se extinguió el siglo pasado: el periquito de Carolina). También existen en África y en Asia en sus partes sur y sureste. El perico que vive más al norte es el periquito alejandrino de Afganistán. Hay pericos en el sudeste asiático desde Indonesia hacia el sur en Australia y Nueva Zelanda. La mayor diversidad de especies de pericos se encuentra en Sudamérica y Australia. Son especies pantropicales, es decir las podemos encontrar en los trópicos de todo el mundo. Aunque los pericos prefieren las selvas tropicales y los ambientes cálidos, también las podemos encontrar en menor medida en los bosques templados.
Hoy, gracias al tráfico y comercio de pericos como mascotas, así como su escapatoria del cautiverio, es posible encontrar pericos en vida libre donde no existían antes, por ejemplo, especies tropicales americanas viviendo en Europa y los EUA, soportando y adaptándose a las condiciones climáticas norteñas. Existen muchas ciudades en México en las que de forma natural no existían pericos pero que ahora se pueden encontrar en ellas parvadas de poblaciones ferales de pericos escapados. Por ejemplo, en la ciudad de México hay poblaciones de pericos de frente blanca, periquitos de frente naranja o atoleros, y perico de cache-te amarillo; en Cuernavaca hay guacamayas verdes; en Monterrey se pueden encontrar pericos de cabeza roja y corona lila; y en Saltillo hay parvadas de pericos de cabeza amarilla y cachete amarillo.
Fuente: LECTURA 01 Los pericos

DEFENDERS WILD LIFE

Entradas populares de este blog

Costumbres de golondrinas

Aves rapaces diurnas de Colombia - Introducción